sábado, 16 de marzo de 2019

Paronimia

La paronimia es una relación semántica que mantienen palabras muy cercanas en su pronunciación: hambre/hombre, oveja/abeja, aptitud/ actitud...Quizás realmente no debería ser considerada, por ello, relación semántica, pero seguimos la clasificación propuesta por la RAE.
Resultado de imagen de la endivia es muy mala

En algunos casos el uso de un parónimo en lugar de la palabra idónea puede conducir al vulgarismo o a situaciones divertidas, como en las siguientes expresiones: nadar en la *ambulancia (en lugar de en la abundancia), estar en posición *fecal (y no fetal), o ejemplos: el tiburón pertenece a la familia de los *escuálidos, o la que ilustra la viñeta que adjuntamos 

Una recopilación de ejemplos en los que los parónimos (y homófonos, en algún caso) dan lugar a nuevas y cómicas versiones de refranes, puedes encontrarlas en este hilo de Twitter:

  • Abrir la casa (caja) de Pandora
  • A buenas horas mantas (mangas) verdes
  • A la vejez, ciruelas (viruelas)
  • No hay moros en la cuesta (costa) 
  • Pedir peras al horno (olmo)
  • Sentirse un cerdo (cero) a la izquierda






martes, 5 de marzo de 2019

Viajamos con José Mota al siglo de oro.

Jose Mota nos transporta al Siglo de Oro de las letras españolas en estos tres vídeos










un libro de libros

La revista catorze recoge la idea de un profesor que combinó varios libros para construir, a partir de tres títulos, uno solo.

En el IES Xunqueira II de Pontevedra probamos a seguir la idea. Bajamos a la biblioteca y probamos a combinar títulos. En algunos casos se aprovechó  la homografía (El sueño de Iván nada en las montañas de la locura); en otros habría que añadir signos de puntuación ( Extraños en un tren: ilusiones. Nada. o En el nombre de los hombres tuyo es el reino, Carlota Fainberg).
Aquí os dejamos una selección de lo que produjeron. El paso siguiente será, entre todos, crear el argumento de alguno de esos títulos. Y, cuando lo hagan, aquí lo compartiremos.


















Ortografía de los nombres geográficos


A la hora de redactar, cuando tengas que nombrar un accidente geográfico o lugar y luego indicar el nombre propio al que quieras hacer referencia, recuerda que la primera parte debe escribirse con mayúscula, tal y como recuerda la Fundeu en el siguiente Artículo.

Así, pues, diremos el río Miño,  región de Toscana, el mar Egeo, volcán Fujiyama...a no ser que forme parte del nombre propio el sustantivo: Ciudad del Cabo, Ciudad Real. Las preposiciones que puedan preceder al sustantivo propio también se escribirán con minúscula: mar del Norte, cordillera de los Andes, cabo de Gata.


Imprimir


martes, 26 de febrero de 2019

Repasa los pronombres jugando.

Resultado de imagen de jugando con los pronombres



Comienza calentando con este juego para repasar los pronombres personales

Resultado de imagen de pronombres personales
Pulsa aquí para jugar 

Seguimos con un ejercicio para repasar la diferencia entre el adjetivo determinativo y el pronombre




Ahora tendrás que agrupar las palabras que pertenezcan al mismo tipo de pronombres. Una vez que pulses encima de una palabra en la parte superior del cuadro verás qué tipo de pronombre es y cuántas palabras más componen ese grupo.






Y, por último, un juego para que localices la afirmación o el elemento que sobra en  las series que te encontrarás aquí.

Pulsa aquí para jugar 

lunes, 18 de febrero de 2019

Ultracrepidiano

Quizás sea la primera vez que lees esta sonora palabra "ultracrepidiano". Pero el concepto seguro que lo tienes más que interiorizado. ¿A que conoces a, por lo menos, una persona que siempre opina, que sabe de todo  aunque, en realidad, no sabe casi nada del tema (cuando no lo ignora todo absolutamente)? ¡BINGO! ¡Conoces a un ultracrepidiano! (algo por otra parte, no privativo de 
nuestro país ya que vemos que la palabra existe en otras lenguas: ultracrepidarianism (ing) ,  ultracrepidanisme (fr),  ultrakrepidarianizam (bosnio). 


Y no creas que la palabra es tan reciente. Ya en 2014 (¡¡hace la friolera de 5 años11) Quim Monzó escribía un sutil y mordaz artículo ("Rodeados de ultracrepidianos") sobre este tipo de personas del que rescatamos este párrafo 

Al individuo afectado por ultracrepidarianismo se le conoce como ultracrepidiano. Sabidillo, sabelotodo y sabiondo ya no están solas en el diccionario de sinónimos. Bienvenido sea ultracrepidiano, si tenemos en cuenta que, para no repetirnos, necesitamos muchas palabras análogas para definir a algunas de las personas con las que nos tropezamos durante el día. Desde primera hora de la mañana, cuando tipos que tienen tan poca idea de fútbol como yo dictaminan cual jueces supremos qué hizo mal el equipo en el partido de ayer, hasta los que, a lo largo de la jornada, te explican cómo solucionarían ellos la crisis en un pispás, o sentencian que, cuando un chino se muere, lo trocean y te lo sirven en sus restaurantes, ligeramente pasado por el wok, sea en forma de chop suey o de chow mien. 

Mi consejo es que la próxima vez que te encuentres ante alguno de estos ejemplares que presumen de saber de todo, le preguntes si sabe qué es un ultracrepidiano. A lo mejor, además de dejarlo sin palabras y hacerle pensar (o incluso recurrir al diccionario), cuando sepa lo que significa puede que cambie su actitud. 


domingo, 27 de enero de 2019

Érase un hombre a una nariz pegado: un poema construido a base de hipérboles

Si  a alguno no le ha quedado claro qué es una hipérbole, este poema es ideal para explicar ese recurso retórico que presenta exageraciones, ponderaciones desmesuradas. 
Eso fue lo que hizo Quevedo para burlarse de la nariz de su gran enemigo Luis de Góngora en el famoso poema "Érase un hombre a una nariz pegado". 

Por si alguien no conoce este famoso texto, aquí te lo presentamos 
Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una alquitara medio viva ,
érase un peje espada muy barbado.

Era un reloj de sol mal encarado,
érase un elefante boca arriba,
érase una nariz sayón y escriba ,
era Ovidio Nasón más narizado.

Érase el espolón de una galera,
érase una pirámide de Egipto,
las doce Tribus de narices era.

Érase un naricísimo infinito,
frisón archinariz, caratulera 
sabañón garrafal, morado y frito.



Y, para que te queden claras las hipérboles con las que Quevedo exagera el tamaño del apéndice del autor cordobés, te recomendamos ver este montaje que apareció en La bola de cristal en 1985. 


Pulsa aquí para ver el vídeo 

miércoles, 5 de diciembre de 2018

¡Hasta el culo! (con perdón)






Esperemos que no acabes hasta el culo (con perdón) de la batería de palabras que componen este crucigrama. Todas ellas acaban en - culo y es para que recuerdes que la mayoría de las palabras con esta terminación (dejando aparte alguna excepción o verbos conjugados tipo circulo, calculo...) son esdrújulas, de modo que llevan tilde: adminúsculo, mayúsculo, ósculo, báculo...y las que vas a encontrar en el crucigrama que te proponemos.





Hasta el culo (con perdón)

lunes, 19 de noviembre de 2018

Kahoot elementos de la narración (3º ESO)

Si quieres repasar los elementos de la narración de un modo distinto prueba con este kahoot


                                                            Pulsa aquí para jugar