sábado, 23 de abril de 2011

LA SEMANA SANTA DEJA SU HUELLA EN EL LENGUAJE POPULAR

Por más o menos cercanos que nos podamos sentir a la Iglesia Católica, lo que es innegable es que muchas expresiones del lenguaje popular tienen su origen en festividades, costumbres o personajes ligados a la religión. Prueba de ello son las siguientes expresiones que se cuelan en nuestras conversaciones, y no solo durante la Semana Santa.

Por ejemplo, ¿Quièn no ha utilizado alguna vez la expresión "De Pascuas a Ramos" para referirse a algo que ocurre con poca frecuencia? El origen es claro, el tiempo que transcurre desde el domingo de Pascua hasta el domingo de Ramos es casi un año, de modo que, por ejemplo, alguien que se ve "De Pascuas a Ramos" se ha visto una sola vez en un año.

El calvario de Jesucristo ha dado pie a expresiones usadas con el valor de tarea penosa o sacrificada. Estarían en este grupo expresiones como "Pasar un calvario" o  "Llevar o tener una cruz (encima)".

El copioso llanto de María Magdalena ante el sepulcro de Cristo dio lugar a la archiusada expresión "Llorar como una Magdalena" para referirse a alguien que llora desconsoladamente.

Cuando decimos de alguien que es "Tonto de capirote" probablemente lo hacemos sin pensar en qué puede tener que ver en su tontería el capuchón con que se cubren los cofrades en la procesión, es decir, el capirote.

Poco usada en la actualidad, pero que también se remonta a la festividad de la Semana Santa, es la palabra "barrabasada" definida por la RAE como "Travesura grave, acción atropellada", definición bastante suave si tenemos en cuenta que remite a Barrabás, preso condenado a la crucifixión (probablemente por algo más que por una travesura), cuya pena fue conmutada por la de Jesucristo, ya que el pueblo prefirió que soltaran a Barrabás y no a él.

De alguien con un discurso pesado o reiterativo decimos que nos "da la matraca" aunque su voz sea más armoníosa que el sonido que produce la matraca, un instrumento de percusión usado durante la Semana Santa, bien para pedir silencio, bien para convocar a los oficios religiosos.

Y si bien de alguien que muestra alegría y regocijo decimos que "Está como unas Pascuas", no queremos que nadie "nos haga la Pascua" es decir, que nos haga una faena. 

lunes, 11 de abril de 2011

HOMENAJE A ÁLVARO CUNQUEIRO

Este año se celebra el centenario del nacimiento de Álvaro Cunqueiro, autor "todoterreno" que se dedicó a la novela, el teatro, la gastronomía, el periodismo, la poesía, tanto en gallego como en castellano.  Casi toda su obra poética se concentra en la primera etapa de su producción, y tiene deudas tanto con la poesía vanguardista como con la neotrovadoresca; posteriormente abandóno parcialmente la poesía para dedicarse más intensamente a la narrativa y al periodis

Aquí tienes un ejemplo de su producción poética. Esperamos que te sirva de aliciente para indagar más en la obra de este autor.


Al otro lado me dijeron
los viejos se van convirtiendo en árboles
viejos también sin hojas en el lado del sol
aguardando sin saber qué, mudos.

Pero súbitamente un árbol cualquiera
siente subir dentro de él la savia de un sueño
al borde de la muerte ya, pero todavía
tibio como la leche de la madre.

El sueño va subiendo por las venas del árbol   
una vida entera que pasa
hasta hacerse pájaro en una rama
un pájaro que recuerda, canta y se marcha
poco antes de que todos los árboles mueran.

Si yo me hago árbol viejo al otro lado del río
y me toca ser el árbol que recuerda y sueña
puedes estar bien segura que soñaré contigo


con tus ojos grises como el alba
  y con tu sonrisa
  con la cual se vistieron los labios de los rosales
     en los días mas felices.

sábado, 9 de abril de 2011

EL CALAMBUR

 Un CALAMBUR es un juego de palabras  que modifica el significado de una palabra o frase agrupando de forma distinta sus palabras o cambiando alguna de sus letras o pronunciación.

Hay calambures muy conocidos, algunos en forma de adivinanza (oro parece, plata no es --> plátano), o Este banco está ocupado por un padre y un hijo ¿cómo se llama el hijo? --> Esteban;

Otros, simplemente, son juegos de palabras, como "yo lo quito y ella lo caza" se convierte en " yo loquito y ella locaza"

No obstante el calambur más conocido en lengua castellana se lo debemos a Francisco de Quevedo, de cuya mordaz pluma no se libraba ni siquiera la reina. Cuenta la anécdota Quevedo hizo la apuesta de decirle a la reina que era coja sin que se enterase, para lo cual cogió un clavel y una rosa del jardín por donde ésta se paseaba y se los ofreció diciendo: "Entre el clavel y la rosa su majestad es-coja".

En la siguiente presentación podreis ver una divertida selección de calambures con apoyo de viñetas aclaratorias. Espero que paséis un buen rato con ellos.