lunes, 22 de agosto de 2016

Hipérboles con humor


A veces pensamos que los recursos retóricos son cosa solo de los libros, de la literatura o de gente muy culta, pero lo cierto es que recurrimos a ellos constantemente. Una de las más utilizadas es la hipérbole. ¿Quién no ha dicho alguna vez "Estoy hecho polvo", "Llevo mil años esperándote", "eres mas lento que una tortuga", "Me muero de..."?


Una forma de que los alumnos no olviden en qué consiste una hipérbole (recordemos que es la figura literaria en la que se hace una ponderación desmesurada, esto es, una exageración) es explicarla a partir de los típicos chistes de "era tan, tan, tan ....que...". 


Aquí te ofrecemos un listado con algunos chistes que siguen esta estructura. Seguro que si les preguntan a ellos pueden aumentar la lista. Y, mejor aún, pon a prueba su creatividad y que completen ellos hipérboles. Intenta forzar un poco la exageración y se estarán acercando, además, al lenguaje poético. ¿Qué crees que dirán si deben continuar Era una flor tan, tan tan hermosa que..."? Lo dicho: una puerta abierta a la poesía.



Era un hombre tan feo, tan feo, que cuando murió tuvieron que recubrirlo de mortadela para que se lo comieran los gusanos. 

Era un hombre tan viejo, tan viejo, que llegó a ver el arco iris en blanco y negro. 

Era un niño tan feo, tan feo, que tenían que atarle un trozo de carne al cuello para que el perro jugara con él. 

Era una mujer tan menuda, tan menuda, que en lugar de dar a luz sacaba chispas. 

Era un hombre tan viejo, tan viejo, que cuando iba al colegio aún no habían clases de historia. 

Era un hombre tan viejo, tan viejo, que conoció al mar Muerto cuando todavía estaba enfermo. 

Era una abuela tan dulce, tan dulce, tan dulce que todos sus nietos salieron diabéticos.

Era un caballo tan vago, tan vago, tan vago que al ponerle la silla se sentó.

Era una chica tan mona, tan mona, tan mona que sólo comía cacahuetes
.
Era un chiste tan malo, tan malo, tan malo que tuvieron que castigarlo.

Era tan feo, tan feo, tan feo que a los 3 meses aprendió a caminar, porque nadie lo cogía en brazos.

Era tan gordo, tan gordo, tan gordo que el cinturón se lo ponía con un boomerang.

Era un hombre tan cobarde, tan cobrde, tan cobarde que por no pegar, no pegaba ni sellos.

Era una mujer tan fea, tan fea, tan fea que su marido se la llevaba a todas partes para no tener que darle un beso de despedida.

Era una niña tan pelota, tan pelota, tan pelota que iba botando al colegio.

Era una persona tan avara, tan avara, tan avara que cuando murió encogió los pies para que el ataúd fuera más pequeño y le saliera mas barato.

Era una persona tan gafe, tan gafe, tan gafe que se sentó en un pajar y se clavó la aguja.




Ahora prueba tú: 

Era una persona tan, tan, tan mentirosa que...
Era un perro tan, tan, tan flaco que...
Era un coche tan moderno, tan moderno que...
Había un león tan tímido, tan tímido que...
Era un señor tan pesimista/optimista que...
Hizo un día tan, tan, tan lluvioso que...
Era un profesor tan despistado, tan despistado, tan despistado que...
Pusieron un examen tan, tan, tan difícil que...




No hay comentarios:

Publicar un comentario