viernes, 9 de enero de 2015

Complemento de régimen

Existe en castellano un gran número de verbos que necesitan ser acompañados por un complemento para tener sentido completo. Por un lado están los verbos transitivos (comer, tener, gastar, pedir...) que van acompañados de Objeto directo.

Pero hoy nos queremos dedicar a un complemento distinto: el complemento de régimen (también llamado suplemento, nombre dado por el lingüista Emilio Alarcos Llorach que fue quien lo estudió y catalogó exhaustivamente). Se trata de un complemento esencial y necesario, requerido por el verbo sin el cual la oración no tendrá sentido completo; de hecho si prescindimos de él la oración se resiente. Admite escasa movilidad (a diferencia de los complementos circunstanciales) y lo habitual es encontrarlo a continuación del verbo que lo exige. Adopta siempre la forma de sintagma preposicional y la sustitución pronominal siempre deja el rastro de la preposición (Carece de recursos --> carece de ello; Insistió en su inocencia --> insistió en ello; atinó con la respuesta --> atinó con ello...).

Además, suele ser incompatible con el objeto directo y siempre es incompatible con el atributo.quier
Si  quieres hacerte una idea de la cantidad de verbos que precisan de suplemento, aquí puedes acceder a un listado bastante representativo (es un listado elaborado por Daniel Hernández).

Como siempre, la teoría no es demasiada. Ahora toca practicar y fijar conocimientos. Nos es de gran utilidad una entrada del blog hablando de todo un mucho en la que hace un repaso de la teoría, proporciona un gran número de ejercicios y esquemas tan prácticos como este




Pero lo que me resulta más curioso y de gran utilidad para el profesorado es este parchís elaborado por Daniel Hernández y albergado en su blog profedeele.es para repasar este concepto de una forma distinta y más atractiva para los niños.





No hay comentarios:

Publicar un comentario