domingo, 26 de diciembre de 2010

CALENDARIO- ALMANAQUE

Ahora que está a punto de comenzar un nuevo año seguro que nos han regalado en el trabajo, han venido en una revista, nos lo ofrecen los tenderos y, seguramente, estamos rodeados de almanaques para ir marcando los días señalados... ¿o sería mejor decir que estamos rodeados de calendarios? ¿Existe alguna diferencia entre estos dos términos?


Calendario ruso
 La palabra calendario es de origen romano. Proviene de "calendarium" que era el nombre que se le daba a los libros de contabilidad, que, a su vez, viene de Calendae, que era el primer día del mes según el calendario lunar, día en que se tenían que saldar las cuentas; el cobrador venía y se saldaban las deudas que este tenía registradas en su "calendarium". Posteriormente la palabra pasó a designar el día que el sacerdote convocaba al pueblo para informarlo de los ritos y fiestas venideros. Hoy en día conocemos como calendario la representación del paso de los días agrupados en semanas y meses.



Por su parte, almanaque proviene del árabe y, originariamente, era la forma de registrar la información relevante para la agricultura sobre el clima y las estaciones. Con esta palabra, en la actualidad, se designa a un publicación anual que no solo contiene un calendario sino, además, información de lo más variopinta: chistes, efemérides, datos astronómicos, fechas de eclipses, santoral, días festivos... Es decir, es mucho más completo y complejo que el calendario que se limita a contener los días, y, como mucho, a informar de la onomástica del día.



Así que ya sabes cuál es la diferencia entre estos dos términos aparentemente sinónimos pero que, en realidad, no lo son.

2 comentarios:

  1. Prueba a releer el texto. Se trata de demostrar que un almanaque no es lo mismo que un calendario.

    ResponderEliminar