martes, 29 de enero de 2013

Apuesto a que no lo sabías

Parece que cometemos errores sólo con palabras "difíciles" o poco usadas, pero vamos a dedicar esta entrada a uno de los verbos que peor se usa en castellano.
Todos hemos oído expresiones del tipo "Apuesto que no eres capaz" o "Te apuesto que llego antes que tú"; pues bien, estas expresiones, extendidas en todos los ámbitos de la comunicación son incorrectas y debe usarse, como indicamos en el título, la preposición a.

La RAE aclara que apostar significa  Arriesgar cierta cantidad de dinero en la creencia de que algo, como un juego, una contienda deportiva, etc., tendrá tal o cual resultado; cantidad que en caso de acierto se recupera aumentada a expensas de las que han perdido quienes no acertaron. Similar a esta es la acepción que significa Pactar con otra u otras que aquel que se equivoque o no tenga razón, perderá la cantidad de dinero que se determine o cualquier otra cosa.

Es decir, a la hora de apostar intervienen dos factores: aquello que se pone en juego (Me apuesto 10 euros/mi integridad/ lo que quieras...) que, sintácticamente, funciona como objeto directo, y por tanto no requiere el uso de preposición; a veces aquello que se apuesta no aparece explicitado en la oración.
Por otro lado interviene el motivo que origina la apuesta : Te apuesto a que te gano/ Apostó a que llegaría tarde. Este complemento va siempre precedido de la preposición "a"; el problema es que cuando el OD está implícito se comete frecuentemente el error de elidir la preposición y se elaboran enunciados como los antes citados: Apuesto que están liados*, error que debe evitarse en una dicción cuidada.

La presencia o no de un complemento que indique persona con quien se hace la apuesta -que sería un objeto indirecto- Te apuesto a que están liados o, bien precedido de la preposición con si el uso del verbo es pronominal, me apuesto con quien sea a que no es capaz de decírselo a la cara no suele presentar errores en su enunciado.

A pesar de lo extendido que está el uso de motivo de la apuesta sin que lo preceda la preposición a, debemos hacer todo lo posible para corregirnos y hablar correctamente. Apuesto a que si lo intentáis, lo conseguís.


(En caso de que quieras leer un estudio más detallado sobre las particularidades de este verbo puedes recurrir a este enlace)








.

No hay comentarios:

Publicar un comentario